Cómo vestir bien a un niño

Primero que nada, bienvenidos a nuestro blog. En este espacio vamos a intentar acercaros nuestra visión sobre la moda infantil. En él aportaremos ideas, mostrar outfits, tendencias… Ni que decir tiene que si quieres que hablemos sobre algún tema interesante sólo tenéis que escribirnos. Aquí estamos para asesoraros desde nuestra experiencia.

Una de las cosas que también vamos a intentar desde este espacio es romper estigmas que considero erróneos sobre la moda infantil, como el tema que os traemos hoy, que nos parece fundamental.

 

Vestir a un niño, más allá de las celebraciones

Me explico. Parece que vestir bien a un niño o una niña está considerado como algo que prácticamente se ha reducido para celebraciones como bodas, bautizos y comuniones o, si me apuráis, Navidades.

Sin embargo no es necesario enterrar a las niñas en volantes ni con cuellos de camisa isabelinos que parezcan sacadas del cuadro de un museo. Ni a ellos tampoco.

El Tiempo Vuela nació con la idea de la comunión entre la comodidad y la elegancia infantil. Porque no debemos olvidar que los niños son niños y lo que quieren es jugar, ser felices y estar cómodos de la forma más espontánea posible.

En la mayoría de ocasiones el ‘toque’ está en los detalles. Un niño puede estar ideal con un vaquero ¿Dónde reside ese ‘toque’?

Por ejemplo, en las campañas de invierno intentamos tener en tienda sudaderas distintas para combinarlas con pantalones largos. ¿Visteis las Ocean de Eve Children? Más bonitas imposible. Para ellos con capucha y un bolsillo canguro con estampado de cuadros. Para ellas, la capucha y los puños de pelito. Sudaderas nada habituales pero cómodas como pocas. Lavadas y puestas.

 

O las de Ancar, más de sport y forraditas en el interior. Sin olvidar los jerséis de Foque, tanto el ocre de la jirafa como el azul marino de lazada blanca a la espalda. Ropa cómoda y elegante a la vez que práctica.

 

Vestir a un niño a la moda es posible

Ahora centrémonos en los chicos, que siempre decimos que para ellos no hay tanto como para ellas. Es cierto, pero con matices.

No somos nada fans de las camisetas de algodón como tal. Recomendable es tener siempre alguna a mano. Pero para los chicos es preferible un polo. Los polos aportan estilo y me quedan mucho más finos y son igual de cómodos para ellos. Una prenda de vestir para niños que aporta un efecto diferente, sin dejar de lado que puedan llevar un vaquero o similar.

Otro toque que nos parece fundamental es el calzado. Puede que vayan muy cómodos con zapatillas de deporte, pero también lo hacen con unas botitas de ante, por ejemplo, o con unas lonetas.

Niños bien vestidos, sencillos, elegantes y sobre todo CÓMODOS, que es el objetivo primordial y con vaqueros o cualquier pantalón (que no sea chándal, obviamente).

El hecho de ponerle una camisa también es un `toque’ pero ya quizás demasiado formal. Un sencillo truco es poner una camisa y un polo juntos.

En El Tiempo Vuela podéis ver que hay varios conjuntos de niño que se componen de pantalón corto y camisa de manga larga para invierno. Esto ya es cuestión de gustos. Ir bien vestido va más allá de eso. Son pequeños toques que le otorgan la diferencia.

 

Consejos para vestir bien a niñas

Para las niñas es otro cantar. Parece que está establecido que una niña bien vestida lleva un vestido y que el vestido es para una ocasión. Si no, leggins o vaqueros. Y ahí está el error. Es muy habitual comprar varios vestidos buenos por temporada. Y cierto es que a lo mejor un vestido ronda los 60€.

Por ejemplo es muy habitual vestir a una niña en verano con su vestido, su manoletina o sandalia. Y si es invierno, con sus calcetines o con sus leotardos.

Pero dado el precio y lo rápido que crecen los niños intentamos amortizar un vestido sabiendo lo que nos ha costado.

Entonces pensaréis… ¿qué diferencia hay entre una tarde de cine y un día señalado? El detalle que lo distingue de días como Navidades quizás sea el abrigo, el calzado o lo que le ponga en el pelo, que hacen que el vestido pase de formal a informal y viceversa.

Y ese ha sido nuestro punto de partida para embarcarnos en un proyecto como el de El Tiempo Vuela. Ofreceros prendas que podáis amortizar y que sirvan para cada día de la semana.

Hay vestidos o shorts que quedan IDEALES con unas lonetas en primavera para ir al centro comercial, a un cumpleaños o a pasear. O con unos leotardos y unas botas en invierno. Pero además, si es Navidad o un evento especial, sirve el mismo vestido con unas merceditas. Eso es lo que buscamos. Que podáis amortizarlo y darle vuestro toque personal.

Por supuesto que los vaqueros son un básico en el armario. ¿Cómo quedan con una camisa de plumeti o algo un poco más diferente? Y complementado con un jersey bonito o una sudadera como las que os he comentado antes, ya son la repera. Desde luego, os garantizo, que marcan la diferencia.

Desde aquí os animamos a que no tengáis miedo a darle diferentes toques a las prendas buenas, que las amorticéis y que no os duela gastaros esos euros de más porque tenéis la seguridad que vais a utilizarlos casi casi a diario.

El hecho de que un niño vaya bien vestido no significa ir pomposo, con varias prendas e incómodo, según mi parecer. Significa que los niños sigan siendo niños, felices, gamberros y bonicos con esos ‘toques’ diferentes que los hacen especiales. ¿Tú eres de las que lo haces o de las que vas a intentar atreverte?

CLOSE
X
Add to cart